LUBRICANTES Y RELAJANTES

A diferencia del sexo por vía vaginal en el que la mujer aporta su propia lubricación facilitando la penetración, como bien sabes, el sexo anal requiere de un buen lubricante que ayude a dilatar y facilite la frición minimizando dolorosas microroturas y desgarros.

Subrayamos el concepto de lubricante porque la creencia muy extendida de que vale todo (vaselinas, cremas hidratantes, protectores solares y hasta aceite de oliva) es muy poco efectiva en la práctica y suele tener consecuencias desagradables. Al contrario que todos estos productos, un buen lubricante anal está específicamente diseñado para proteger y deslizar. Esto se consigue con lubricantes cuya base es la silicona o que han sido reforzados con otros componentes que le otorgan mayor densidad como la glicerina. Se trata de aplicar una buena dosis de lubricante en la entrada, intentar distribuirla despacio por las paredes y como no, aplicar también por toda la superficie del pene. Abajo te aconsejamos los mejores.

Muchas parejas que se inician en el sexo anal tienen una dificultad añadida por los nervios, las dudas y el miedo al dolor. En esos casos lo que suele ocurrir es que de la ansiedad causa una mayor contracción del culete y, a pesar de los lubricantes es imposible realizar la penetración con placer. En esos casos, es recomendable el uso de productos relajantes. Subrayamos lo de relajantes que no anestesiantes. Lo que se consigue es relajar el esfínter, pero que sigue sintiendo y no dormirlo. Suelen venir como sprays y junto a un lubricante sería el kit perfecto para principiantes.

*Algo que no debes olvidar: CON LOS JUGUETES ES CONVENIENTE UTILIZAR LUBRICANTES BASE AGUA O HIDROSOLUBLES PARA NO DAÑAR SU SUPERFICIE. Te lo indicaremos puntualmente en cada producto.

JUGUETES

Los juguetes anales son muy recomendables y ayudan mucho a relajar y preparar la penetración. Además podemos añadir la vibración como una alternativa muy placentera tanto para la chica como el chico. Hay dos grandes tipos de juguetes anales los dilatadores o plugs y los vibradores anales. Con respecto a los materiales, nosotros aconsejamos los de silicona médica.

Los dilatadores o plugs ayudan a ir preparando el terreno. Son juguetes normalmente sin vibración, de diferente longitud y diámetro que iríamos introduciendo poco a poco hasta lograr la dilatación deseada. Se usan con lubricante, claro. Muy importante, todos cuentan con una la base más ancha para prevenir y evitar su absorción. Un problema bastante más frecuente de lo pensado que se genera por una mala elección de los juguetes anales o un mal uso de los mismos. Con los que te recomendamos y el debido sentido común no tendrás problemas.

Los vibradores y otros juguetes anales buscan añadir a la dilatación, el estímulo de la vibración. Además de ser muy placentera para la mayoría de los amantes ayuda a relajarse mientras se juega.

LIMPIEZA DE LOS JUGUETES ANALES: Agua y abundante gel. Para una correcta higiene, los juguetes anales han de ser anales y no también vaginales. En caso de utilizarlo en un a misma sesión siempre primero delante y luego detrás. Y nunca VICEVERSA.

Te adjuntamos varias posibilidades para que puedas elegir

CONSEJOS

Lo más importante para gozar de un sexo anal placentero es que todo surja de forma natural y sin prisas. LA PACIENCIA es la virtud más importante. En muchos casos es el o la amante pasiv@ la que debe comunicar sus sensaciones a su pareja, sobre todo si aparece la sensación de dolor. Hay otra sensación que experimentan el 100% de las personas al practicar sexo anal. Hablando mal y pronto se trata de la sensación de “cagarse patas abajo”. Se trata de una reacción de los nervios del esfínter que termina desapareciendo en unos minutos para dejar paso a experiencias mucho más placenteras.

LA LIMPIEZA o el sentirse suci@ es otro de lo motivos que dificultan que la persona se sienta cómoda practicando sexo anal . Para ello debemos minimizar ese riesgo, higienizando bien la zona previamente. Un buen truco es aplicar con toda la presión posible en la entrada con el telefonillo de la ducha o la bañera. No obstante, también existen modos más profesionales como las peras anales que limpian a través de un fina cánula las paredes desprendiéndolas de todo resto de suciedad.

En la tienda on-line de Erotic & Chic encontrarás todo lo necesario para hacer de tus relaciones anales una aventura que querrás repetir una y otra vez.

ARTÍCULOS ACONSEJADOS

Aquaglide Anal
Aquaglide Anal
Un lubricante de base agua con extra de glicerina para facilitar la penetración Compatible con juguetes.

Eros
Eros
El lubricante por excelencia para las prácticas anales. De gran densidad y elasticidad. No es compatible con juguetes.

Liquid Silk
Liquid silk
Un lubricante con un poquito de silicona de una textura agradable y sedosa. Compatible con juguetes.

Aproanal
Aproanal
El relajante más efectivo y natural del mercado. Muy buenos resultados para los principiantes.

Dedales
Dedales
Muy útiles e higiénicos para forrar el dedo e ir haciendo camino a la vez que estimulando.

Bootie
Bootie
Este juguete de Fun Factory permite dilatar manipulándolo suavemente. Su diseño permite realizar un coito ientras se queda introducido en el culete de uno de los amantes. Ideal para principiantes por su longitud y grosor compactos. Silicona médica.

Flexifelix
Flexifelix
Otro clásico de la marca Fun Factory. Se trata de una tira anal formada por diferentes eslabones de grosor creciente de 30 cms. longitud. Jugamos introduciendo poco a poco las bolitas con abundante lubricante. Un truco muy recomendable es, una vez introducido, pegar un tirón en el momento en el que vayamos a experimentar un orgasmo. Silicona médica.

Assberry
Assberry
De la marca Rocks Off. Se trata de plugs con vibración con formas de frambuesa con la base más ancha para evitar accidentes. Tienes diferentes medidas. La bala que hace de motor es extraíble, waterproof y bastante potente.

Nauthyboy
Nauthyboy
El vibrador Naughty Boy sorprenderá a tu chico. Es de silicona y sirve para la estimulación simultánea de la próstata y el perineo. La parte larga del Naughty Boy se introduce por el recto y estimula la próstata, y donde está la bala vibradora se queda en el exterior justo detrás de los testículos. Su forma ergonómica permite tenerlo introducido y experimentar la poderosa vibración mientras se realiza, por ejemplo un coito vaginal. TAMBIÉN VALE PARA LAS CHICAS. De silicona médica.

Godebuster
Godebuster
Un plug de diseño, de tamaño medio en el que una bala permite usarlo también con vibración . brilla en la oscuridad. Muy recomendable. Silicona médica. Fácil de manipular por su amplia base.

Pera Anal
Pera anal
Limpia de una forma eficaz y cómoda las paredes anales. Recomendable para obsesiond@s con la higiene.

ANTES DE: NO TENGAS PRISA. Relájate, consigue el clima adecuado…

La clave para que la penetración sea placentera es que la persona penetrada marque el ritmo y establezca el nivel de penetración que le gusta y resulte adecuada para su comodidad y satisfacción. 
 Estimulación de la zona y de otros puntos de placer como el clítoris. La respuesta a la excitación es la dilatación progresiva de los músculos de la entrada del ano. De esta forma se evitan penetraciones dolorosas.

Usa preservativo. El sexo anal, debido a la delicadeza de los tejidos del ano y la facilidad con la que se dañan, se considera la actividad sexual de más riesgo para la contracción del VIH Y OTRAS ETT. En el ano habitan multitud de bacterias y microorganismos potencialmente infecciosos si se trasladan a las mucosas genitales . La mejor manera de consecuencias desagradables tras haber practicado sexo anal es usar preservativo exclusivamente para ese tipo de penetración y cambiarlo en caso de un coito vaginal. En esto caso vale la máxima “primero delante y luego detrás”.

Desde nuestra experiencia por los numerosos casos expuestos en nuestra tienda , animamos a las parejas que se inician en el sexo anal a practicar lentamente y empezar con un “masaje anal”. Consiste en que estimuléis el ano con los dedos o con un vibrador, todo con mucha lubricación en toda la zona.

POSTURAS PARA PRINCIPIANTES

Una postura que excita mucho a los hombres es la postura del “perrito”. La mujer debe ponerse de rodillas, inclinarse hacia delante y apoyar las manos hasta quedar literalmente en “cuatro patas”. De este modo el ano se dilata de una forma formidable! Mientras realizas la penetración, no olvides de estimular el clítoris y acariciar los senos. Es importante que tu pareja esté acostumbrada al sexo anal para realizar ésta postura, dado que por lo general produce un grado de excitación tan elevada que es difícil controlar la penetración. Para los principiantes puede ser la postura ideal para la estimulación oral del ano, dado que en esta postura tiende a dilatarse y facilita la introducción de la lengua.

Otra alternativa es: estando el hombre acostado boca arriba la mujer se sienta sobre el pene. Es ideal para los principiantes dado que la mujer puede regular la penetración a su gusto. Una variante de ésta posición que la mujer se acuesta sobre el hombre, también boca arriba.

Usa un cojín a modo de cuña para descubrir los ángulos de penetración más placenteros y comienza con penetraciones no demasiado profundas

Sin embargo, a pesar de los lubricantes, geles y cremas que existen para el sexo anal, no debéis olvidar que las penetraciones y los movimientos no deben ser tan profundos y tan “salvajes” como cuando practicáis el sexo anal, ya que se pueden lesionar algunos tejidos.

SEXO ANAL, HOMBRES Y PUNTO P

El hombre también puede ser penetrado por su compañer@ y alcanzar orgasmos inigualables. Sabes por qué. Porque el punto “G” del hombre se encuentra sobre la próstata y es accesible únicamente desde el ano. Tal vez muchos hombres se resistan a una penetración anal, pero una vez que la experimenten posiblemente cambien de opinión.

¿Cómo puedéis hacerlo? Lubrica abundantemente el ano y tu dedo. Introdúcelo poco a poco, haciendo masajes circulares al principio para lograr una buena relajación e ir acostumbrando la zona a la presencia del “cuerpo extraño”.

Una vez lograda la penetración, masajea en forma de ascendente y descendente, haciendo una leve presión sobre la zona de la próstata. Es decir, presionando la pared del ano que está por encima de los testículos. Allí es donde se encuentra el famoso punto “G” masculino. Con el transcurso del tiempo puedes ir acostumbrándolo a que lo penetres con más de un dedo si la experiencia resulta satisfactoria.

Esperemos que este artículo os haya servido para despejar dudas y derribar muros acerca del sexo anal y todas sus variantes. Nosotros lo aconsajemos como una posibilidad de seguir descubriendo puntos de placer para la mujer y el hombre.

A %d blogueros les gusta esto: