En tus relaciones notas que ya no es lo mismo, que tu músculos vaginales ya no responden como antes. Aún no se lo has dicho a nadie, pero comienza a escaparate el pipí cuando te ríes desde el último parto. Una de tus mejores amigas te ha recomendado las bolas chinas. Ella las usa desde hace unos meses y está muy contenta. Al final te convences. No lo dejarás pasar más. Es hora de prevenir y entrenar tu suelo pélvico, pero por dónde empezar. Circula tanta infoxicación por las redes que te sientes superada. Buscas una guía fiable y sencilla que solucione todas tus dudas acerca del antes, durante y después del uso terapéutico de las bolas chinas. En ese caso continúa leyendo…

Comencemos por el principio…

El equipo de Erotic & Chic con Beatriz Casado a la cabeza se toma muy en serio la salud del suelo pélvico femenino. Entendemos que la salud de esta musculatura interna repercute directamente en el bienestar y la calidad de las relaciones sexuales. Desde nuestra fundación en 2007, la tienda ha colaborado estrechamente con profesionales de la especialidad, ginecólogos y fisioterapeutas de referencia en Ibiza como Neus Marí (Centre de Fisioterapia Sant Rafel),  y Sabrina Dengra (Suelo Pélvico Ibiza). Gracias a su asesoramiento y de la experiencia directa con miles de mujeres, ha nacido este manual para mujeres como tú con ganas de entrenar sus músculos vaginales y de paso, recuperar las buenas sensaciones.

Por fin te has decidido a poner remedio a esa flojera que notas en tu vagina. Ahora solo falta, el último empujón. Bien, pues lo primero que has de saber es qué son las bolas chinas, de qué están hechas. cómo funcionan, para qué sirven, cuántos tipos hay, quién las puede usar, cómo elegirlas… En el primer capítulo daremos respuesta a tus preguntas básicas y en el segundo seguiremos resolviendo las dudas más frecuentes con lenguaje comprensible y sin perder rigor. ¡Adelante!

Guia de uso bolas chinas cómo se colocan

Infografía cedida por Fun Factory que representa la ubicación de las bolas chinas en el conducto vaginal y su interacción con el suelo pélvico.

¿Qué son las bolas chinas?

Las bolas chinas, mejor denominadas bolas de geisha (por esa manía occidental de confundir lo chino y japonés) son esferas diseñadas para alojarse en el conducto vaginal con una finalidad terapéutica. La mayoría cuenta con otras esferas más pequeñas en su interior que provocan una vibración mecánica con el movimiento. A partir de hora utilizaremos indistintamente las dos denominaciones para contentar por igual a las fans del arroz tres delicias y el sushi.

¡Ojo no confundir las bolas de geisha, con las tiras más largas y de bolitas más pequeñas de uso anal! Cada mochuelo a su olivo, cada bola a su hueco correspondiente.

¿De qué están hechas?

Las bolas chinas pueden estar confeccionadas de muchos materiales: jade, metal, cristal, plástico…Pero cuidado. Si lo que deseas entrenar el suelo pélvico con todas las garantías, te aconsejamos que prestes mucha atención a que sea un componente homologado al uso genital, hipoalrgénico y fácil de limpiar. En la segunda parte comentaremos el peligro que suponen los ftalatos para las mujeres embarazadas. La silicona de grado médico cumple con todos los requisitos sanitarios y es el utilizado por las marcas más prestigiosas como LELO o Fun Factory.

¿Cómo funcionan?

Las bolas de geisha tienen una finalidad principalmente terapéutica. Básicamente, ayudan a recuperar el tono y la fuerza muscular del suelo pélvico. Una vez alojadas en la vagina, provocan la contracción y relajación involuntaria de los músculos vecinos de la usuaria. Un uso rutinario logra además prevenir las temidas pérdidas de orina. ¿Pueden ser también un juguete de placer? No y sí. Más adelante profundizaremos en la cuestión.

¿Cuántos tipos hay?

Esta pregunta daría para un post entero. En pocas palabras podemos dividir las bolas chinas por distintos factores: número de esferas, peso, diámetro, vibración interna. Nuestra recomendación es que las elijas con vibración interna. Donde más debes fijarte es en el peso. Hay bolas de peso fijo y variable. Con las primeras podrás entrenar aumentado paulatinamente el tiempo. Las segundas te ofrecen más posibilidades porque podrás incorporar de manera progresiva, como si de una mancuerna se tratara, bolas más pesadas a tu entrenamiento.Si estás interesada en una clasificación más profunda te recomendamos la consulta de este post.

¿Quién puede y quien debe usar bolas chinas?

El uso terapeutico de las bolas chinas está recomendado por los especialistas de suelo pélvico para todas las mujeres adultas que quieran tonificar su musculatura íntima y beneficiarse de sus efectos de tonificación y recuperación. También actúan como prevención de los problemas derivados de un mal estado entre los que se encuentran la pérdida de placer sexual y los escapes urinarios. Por esa razón están especialmente indicadas para el pre y el posparto, y para aquellas féminas de cualquier edad que comiencen a percibir los primeros avisos o que, simplemente, quieran prevenir antes que curar.

¿Cómo elegirlas y dónde comprarlas?

Esta es la pregunta clave para lo que no hay una respuesta única. Hay unas bolas chinas par cada mujer atendiendo a sus circunstancias y sus necesidades. No es lo mismo una usuaria con un problema diagnosticado de suelo pélvico, otra que acaba de parir u otra que desea usarlas para prevenir. Resumiendo, según variables como la edad, el número de partos, el peso corporal, el tipo de trabajo, el ejercicio  físico, las cirugías reparadoras, etc., las bolas más ligeras de una esfera están indicadas para mujeres en un estado inicial muscular de mayor debilidad. Las bolas más pesadas serían la elección más recomendable para el resto.

Esta es solo una regla general. Has de acudir a un establecimiento físico u online donde te pueden informar debidamente. Además de las tiendas eróticas, cada vez más farmacias y otros comercios se han apuntado a la venta de bolas chinas. Bienvenidos sean siempre y cuando puedan ofrecer un servicio de asesoramiento imprescindible en este articulo. Nuestra sugerencia es que no te dé vergüenza preguntar lo obvio y que exijas una información fidedigna. Preguntar a tu ginecólogo o fisio de confianza  es una buena estrategia.

Para familiazarte con la variada oferta de tipos, marcas y precios de bolas chinas con todas las garantías sanitarias y con el mejor asesoramiento pre y posventa entra aquí.

Ya las tengo, ¿y ahora qué?

Has dado el paso de comprarlas. Ahora te queda rentabilizar al máximo tu inversión de tiempo y dinero. Te ayudamos a hacerlo.

¿Dónde y cómo me las pongo?

Antes que nada has de encontrar un momento de intimidad donde estés tranquila. Adopta una postura cómoda. Cubre la yema del dedo con tu lubricante hidrosoluble y repártelo en la primera esfera y en la entrada de la vagina. Abre con una mano los labios y con la otra procede a introducirlas sin contraer la zona hasta que queden bien ubicadas con el cordón de extracción en el exterior. Una vez incorporada no has de sentir molestias. Puede que experimentes la sensación de que se resbalan y se salen. Tal vez sea debido a una mala elección del peso o a un exceso de lubricante. Prueba a recolocarlas reduciendo la lubricación.

¿Qué hago mientras las llevo puestas?

Pasea, haz la casa, ve al supermercado, haz lo que quieras siempre y cuando te mantengas erguida y en movimiento, evitando ejercicios de impacto. ¿Que si puedes ver tu serie favorita o leer el último thriller que te tiene enganchada?. Sí, mientras no te tumbes en el sofá o en la cama. Es importante que cuando hablamos de tiempo de uso, lo hacemos del tiempo efectivo. Por ejemplo, estar tres horas sentadas en el trabajo con las bolas puestas es menos eficaz que usarlas 10 minutos mientras caminas.

¿Cuánto tiempo y cuántos días he de llevar usar las bolas chinas?

El criterio de los profesionales establece que el tiempo de uso recomendado de las bolas de geisha se sitúa entre los 10 minutos a las 3 horas. Ahora bien, hablamos de un entrenamiento muscular en progresión. Nadie corre una maratón sin antes haber participado en carreras de 5 y 10 km. La recomendación de Erotic & Chic es comenzar con un cuarto de hora y aumentar la duración de las sesiones 5 minutos por semana, pero cada caso es diferente dependiendo del punto de partida de las usuarias. Puedes entrenar a diario o establecer una rutina de días alternos y descansos. Lo importante es que seas constante. Si lo eres, notarás los beneficios a las pocas semanas.

¡Cuidado con las burradas que circulan en las redes! Eso de llevar las bolas al trabajo y pasarse horas con ellas dentro sintiendo orgasmos por doquier. La sobreejercitación de la musculatura pélvica causa efectos adversos como la dispaurenia, el dolor durante las relaciones sexuales.

¿Qué voy a sentir?

De partida, vamos a reducir tus expectativas. Las bolas chinas no son el mejor instrumento de placer del mercado. Mientras las llevas puesta notarás una leve vibración de las esferas interiores, lo suficiente para activar los músculos vecinos y generar lubricación, pero que, salvo una sensibilidad extrema, no llega para conseguir una excitación sexual. Claro que, como dijo Freud, el mayor órgano sexual no se encuentra en los genitales, sino en la mente…

¡Recuerda! Nunca debes experimentar molestias. Si a pesar de intentar recolocarlas o variar la cantidad de lubricante, persisten, consulta en el establecimiento de venta y, si puedes, coméntaselo a tu gine o a tu fisio antes de continuar con las sesiones. Erotic & Chic ofrece una asesoramiento directo a todas sus clientas a través de sus canales de comunicación que incluye la consulta a los especialistas.

¿Cómo las limpio?

¡Facilísimo! Ponlas bajo el grifo y retira el flujo con agua templada y jabón  antes y después de cada uso. Hay geles y esprays  limpiadores de juguetes eróticos de silicona para conseguir una higiene total. ¡No se te ocurra utilizar productos agresivos como lejías o alcohol por muy fanática que seas de la limpieza! Es muy probable que dañes la superficie de las bolas pudiéndotelo causar daño en la piel genital.

Si aun así quieres esterilizar tus bolas de entrenamiento pélvico, te aconsejamos que las pongas en un cazo con abundante agua mineral (para evitar el exceso de cal) y las dejes cinco minutos en ebullición. Quedarán como nuevas. Eso sí, esta técnica solo está garantizada para bolas de silicona de grado médico y está completamente desaconsejada para otros materiales como los compuestos plásticos. Esa es una de las razones porque somos tan pesadas aconsejando la silicona.

¿Cómo me las quito?

Acabas de completar tu sesión de entreneamiento pasivo con bolas. Retirarlas resulta muy fácil. Igual que al colocarlas, busca un espacio privado. Adopta una postura cómoda y relaja los músculos vaginales y abdominales. Una postura facilitadora puede ser de pie con las rodillas levemente flexionadas, como si fueras a realizar una sentadilla, Luego, ayudándote del cordón de extracción, tira  suavemente sin gestos bruscos. Una extracción forzada y rápida puede causar desgarramientos musculares. Por eso desaconsejamos el uso en el juego erótico como juguete de mete-saca.

Es importante que estés relajada y no contraigas la musculatura implicada. Respira profundamente. Puede que las primeras veces te cueste un poco, pero enseguida interiorizarás el movimiento. Piensa en la primera vez que usaste un tampón, ese que ahora te quitas y pones como si nada.

¿Dónde las guardo?

Primero, haz lo que casi nadie hace y consigue evitar el 99% de las incidencias. Pregunta en la tienda y lee las indicaciones del fabricante. En general, debes guardarlas después de higienizarlas en un espacio seco, libre de polvo a salvo de la exposición directa del sol. Evita lugares con mucha humedad ambiental como los baños.

Un consejo desde la experiencia: las mascotas y los niños se sienten inevitablemente atraídas por las bolitas. Puede ser un efecto de las feromonas o que las confundan con las maracas, pero el caso es que abundan las anécdotas de bolas que terminan siendo devoradas por adorables perrillos o introduciéndose en las mochilas escolares de no menos adorables hijos. Hay bolsitas especiales muy discretas  con propiedades antiestáticas que mantienen tus bolas a buen recaudo de polvo, pelusas y curiosos varios.

Las nuevas Luna Beads Plus de LELO ofrecen todas las combinaciones de peso que pueda necesitar la usuaria.

¿Satisfecha con la información proporcionada?

Si todavía quieres saber más continúa leyendo la segunda parte de la guía en la siguiente entrada del blog y si no puedes esperar para comenzar con el entrenamiento del suelo pélvico de una manera fácil y cómoda elige ya las que serán tus fieles compañeras de gimnasia pélvica aquí.

 

Abrir chat
1
💬 ¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola! 👋

Nuestro horario de atención es de 10:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00 horas, de lunes a viernes. Por favor, respeta el horario para que podamos prestar el mejor servicio.

Si ves que no te contestamos inmediatamente, es porque estamos con otro cliente.

Te atenderemos lo antes posible, como te mereces 😉
Cart
  • No products in the cart.
A %d blogueros les gusta esto: