¿Quién no ha oído hablar de las bolas chinas? Muchas veces no podemos evitar una picarona sonrisa al relacionarlas con los juguetes eróticos. La información errónea y muchas veces contradictoria que circula por internet ha influido para que nuestro concepto de las bolas chinas se encuentre plagado de mitos, leyendas urbanas y experiencias que circulan de boca en boca bastante alejadas de la realidad. Si piensas que las bolas chinas te van a proporcionar un sinfín de orgasmos mientras las llevas puestas o que las puedes usar todo el día, sería muy conveniente que dedicaras unos minutos de tu precioso tiempo a leer este artículo.

Una artículo terapéutico más que un juguete

Lo primero que necesitas saber sobre las bolas chinas es que su uso es esencialmente terapéutico. Sí, seguro que habrás oído por ahí que son para jugar sexualmente, pero has de poner mucha atención sobre cómo hacerlo. ¡Está totalmente desaconsejado usarlas como un dildo o u vibrador introduciéndolas y sacándolas de la vagina! Esta práctica deteriora las paredes musculares pudiéndose provocar a largo plazo un prolapso. El prolapso es el descolgamiento de los músculos del suelo pélvico. Justo lo que se quiere evitar con el uso de las bolas chinas.

Prevenir antes que curar

Las mujeres que han sido madres recientemente saben muy bien de lo que hablamos. Se trata de una pérdida progresiva del control de los esfínteres, sobre todo del urinario. Hablando coloquialmente, nos hacemos pipí cuando saltamos, reímos, estornudamos o tosemos. Si no actuamos sobre ello intentando recuperar la salud o la buena forma de la musculatura pélvica, estos primeros avisos serán mucho más difíciles de corregir. Es decir, llegaremos a una edad que coincide generalmente con la menopausia teniendo que usar para el resto de nuestra vida compresas u otras incómodas barreras.

¿Un problema invisible?

Hasta ahora las mujeres de la edad de nuestras madres y nuestras abuelas han tenido que sufrir este problema en silencio. Esto se ha debido a todas las cargas educacionales que impedían que las mujeres de sinceraran con su ginecólogo y a su vez, que éstos, lo consideraran como una dolencia seria que afecta a la calidad de vida de la mujer que lo padece. Afortunadamente, la mentalidad ha cambiado en los últimos años y cada vez más son los médicos de cabecera, ginecólogos y fisioterapeutas que están sensibilizados con la recuperación e intentan buscar caminos para solucionarlo de una manera más activa y no aceptándolo como una dolencia crónica.

Además de la gimnasia hipopresiva y de una tabla de ejercicios llamados ejercicios Kegel, el uso de las bolas chinas están considerado por los especialistas como la forma más cómoda y más práctica para comenzar a entrenar en suelo pélvico.

Qué son y de qué están hechas

Las bolas chinas son unas pesas de forma esférica unidas entre sí y que en su interior tienen otras bolitas más pequeñas que, cuando se provoca un movimiento, chocan y vibran. El peso aproximado, dependiendo de las marcas y los modelos, oscila entre los 70 y 100 gramos. El diámetro también es variable. Pueden estar hechas de distintos materiales (elastomed, silicona médica, jelly, aleaciones plásticas). Erotic & Chic recomienda por encima de todos los demás la silicona médica, el material hipoalergénico por excelencia y de mejor calidad.

EROTIC & CHIC TE ACONSEJA NO UTILIZAR LAS BOLAS CHINAS UNIDAS ENTRE Sí MEDIANTE UN CORDÓN DE HILO POR RAZONES HIGIÉNICAS.

La diferencia entre unas bolas de calidad y otras que utilizan materiales no certificados como bolas de metal en su interior no está tanto en el precio, sino en los posibles efectos adversos que un artículo muy barato puede ocasionar en las usuarias.

Cómo se usan

Las bolas chinas se deben usar de manera regular. Con un mínimo de 2 o 3 días por semana. Nunca se deben llevar puestas menos de 10 min. ya que a nuestra musculatura no le daría tiempo prácticamente a trabajar, ni se debe exceder de las 3 horas pues se puede sufrir sobreejercitación .

Para colocarlas sólo has de utilizar un poco de lubricante a base de agua o hidrosoluble y aplicarlo sobre la primera de las esferas y en la entrada de la vagina. Adopta una posición cómoda y relajada y empuja suavemente una a una las bolas hasta que se introduzcan plenamente en el conducto vaginal dejando fuera el cordón de extracción.

Cada mujer presenta una estructura vaginal diferente por los que las bolas quedarán ajustadas a una altura variable según los casos. Una buena forma de verificar una correcta colocación es comprobar que no están muy arriba, ya que nos molestaría al tocar el cuello del útero, ni muy abajo, en este caso sentiríamos la sensación de que se nos caen.

Como con cualquier ejercicio que realiza una persona, el tiempo irá aumentando según se vaya avanzando en el entrenamiento. Erotic & Chic te recomienda que incluyas el uso de tus bolas chinas mientras realizar otro tipo de ejercicio como por ejemplo caminar o trotar y, en caso de no poder hacerlo, aprovechar los momentos que hacemos las tareas de casa o vamos al súper. Así, se asegura el uso continuado y por lo tanto, los beneficios se disfrutarán antes.

Beneficios

Como hemos comentado, cada vez más matronas, fisioterapeutas y ginecólogos recomiendan el uso de las bolas chinas como un medio cómodo y efectivo de recuperar y tonificar la musculatura vaginal de las mujeres de todas las edades, pero especialmente a las mamás y quienes afrontan la menopausia y comienzan a sufrir los primeros síntomas de pérdidas de orina ya sea por esfuerzo (al reír, saltar, estornudar) o de emergencia ( cuando no pueden más y se escapa el pipí).

Además el uso periódico de las bolas chinas nos ofrecen otras ventajas muy a tener en cuenta. A largo plazo podremos controlar y dominar mejor nuestra musculatura en el coito de manera que contraeremos cada vez que queramos aumentando el placer propio y el de nuestra pareja. A corto plazo, es muy recomendable mantener una relación justo después de una sesión de bolas chinas. Las paredes vaginales se encuentran mucho más lubricadas y sensibles de forma que podrás sentir de una forma mucho más intensa. Ya ves, si no directamente, sí indirectamente, las bolas chinas están relacionadas con los orgasmos.

Mantenimiento, limpieza y esterilización

El mantenimiento y la limpieza adecuados se corresponde con los de cualquier juguete íntimo. Las bolas chinas que vende Erotic & Chic están fabricadas con silicona médica o elastomed lo que facilita su higiene. Estos materiales son especialmente respetuosos con la piel y presentan todas las garantías hipoalergénicas.

En pocas palabras para una limpieza regular y diaria el uso de jabón neutro o no agresivo y agua templada. Para una completa esterilización, se pueden hervir en agua mineral entre 5 y 7 min. Esto último no es necesario realizarlo muy frecuentemente. (Sólo en las bolas fabricadas con este material) También es recomendable limpiarlas con productos antibacterianos especialmente fabricados para la limpieza de juguetes eróticos como toallitas o sprays que respetan la conservación de los materiales.

Erotic & Chic te aconseja NO utilizar toallitas con alcohol ni otros productos no especializados.

NUESTRA TIENDA ON-LINE TE OFRECE MODELOS QUE SE AJUSTAN A LAS NECESIDADES DE CADA USUARIA. Descúbrelos pulsando aquí

Abrir chat
1
💬 ¿En qué podemos ayudarte?
¡Hola! 👋

Nuestro horario de atención es de 10:00 a 13:00 y de 17:00 a 20:00 horas, de lunes a viernes. Por favor, respeta el horario para que podamos prestar el mejor servicio.

Si ves que no te contestamos inmediatamente, es porque estamos con otro cliente.

Te atenderemos lo antes posible, como te mereces 😉
Cart
  • No products in the cart.
A %d blogueros les gusta esto: